Sobre La Autora Merche

PorMerche

¿Cómo motivas a tu equipo en tiempos de crisis?

Con este artículo no pretendo vender humo ni mucho menos. Mi única intención es contarte cómo motivar a tu equipo si los tiempos que acontecen son negativos y tienden a una situación de catástrofe, especialmente en el ámbito emocional.

Gestionar equipos de trabajo es una labor muy muy complicada, no todo el mundo vale. Parece que cuando se cuelga la responsabilidad de tener un grupo de personas a tu cargo, es sencillo que todo el mundo esté contento y trabaje en armonía… pero la realidad se separa demasiado de esta circunstancia llamémoslo… ideal.

No pretendo que esto sea una lección, o que mi forma de ver las cosas haga que cambies las tuyas si gestionas equipos, ¿o quizá sí?

Trabajar en equipo es una de las labores más complicadas que existen ahora mismo, es por ello que muchas veces en las empresas se pide como una característica… ¿Cómo podemos medir si alguien es bueno trabajando en equipo? Y lo más importante… En ese equipo ¿cómo se motiva a las personas?

Muchas veces, aunque queramos ser los mejores trabajando con otras personas, las circunstancias golpean e impiden que la paz reine y necesitamos esa figura que nos sirva de amparo y consuelo cuando las malas noticias nos atacan y dominan nuestras mentes y nos bloquean.

¿Qué cualidades debe tener un buen jefe?

Puede o debe tener muchas, pero a continuación detallo las más elementales y necesarias si quieres que tu equipo funcione y sea compacto y si vas a objetivos lógicamente, que pueda conseguirlos.

  1. Motivación. Es necesario motivar a tu personal. No basta en quedarse con “lo has hecho muy bien”, sino en arropar todas las circunstancias, tanto las positivas como las negativas. Vale que lo primero que llega es lo malo y la tendencia es la regañina o el castigo, aunque sea de carácter verbal. Este detalle duele mucho, porque cuando las cosas van mal, una palabra puede ser interpretada como algo muy negativo y generar un impacto diferente al que queremos generar en el trabajador. De ahí que la segunda característica sea una comunicación efectiva.
  2. Comunicación. A veces, levantar el teléfono o hablar personalmente es mucho más positivo y reduce problemas comunicativos que en definitiva solo terminan en malos entendidos y disgustos que pueden evitarse, pero la tendencia, las prisas y el hacerlo todo ya invita a que esas “comunicaciones” sean vía correo electrónico y genere esa negatividad de ver algo escrito que de palabra puede tener una interpretación diferente.
  3. Escucha, pon el oído. De nada vale tener a tu equipo enfadado e ignorarlo, pensando que ya se les pasará o que quizá si tienen algún problema, dejando los días desaparecerá. Error. Si alguien de tu equipo tiene problemas o inquietudes, aborda la situación cuanto antes. Tal vez lo que hoy sea un problema tenga una solución, pero si lo dejas pasar, quizá mañana sea tarde.

Qué ocurre cuando el equipo no va hacia delante

Contaminarse de las malas circunstancias es lo más sencillo del mundo, es como un virus, que se propaga a la velocidad de la luz y sin ningún miramiento. Si tu equipo te pide ayuda, dásela. No te quedes en el papel, pasa a la acción. Muchas veces, los problemas que parecen un mundo, tienen la solución más sencilla, pero cuando existe un bloqueo, es complicado encontrar esta solución.

Analizar todas las circunstancias es imprescindible si queremos que nuestro equipo sea compacto y no quiebre y conserve su vitalidad. Es real que todo en la vida tiene complicaciones, pero escuchando, podemos dar soluciones que tal vez los nuestros no vean.

Necesario es también que las personas encuentren amparo en alguien, que puedan desahogarse y contar lo que les inquieta, que puedan sentirse libres de expresarse sin esperar una respuesta dictatorial y negativa.

Y tú… ¿cómo motivas a tu equipo ante una crisis?

PorMerche

Entrevistas: Cuidar la imagen es un plus

Durante estos días he leído mucho sobre si la foto en el CV es o no necesaria y aunque yo es un tema que por los perfiles que trabajo no hago especial mención a la imagen, sí que estoy de acuerdo en una cosa, que si ponemos foto tiene que ser pareja con la realidad.

Que un candidato decida no poner su foto en el CV por la razón que quiera es respetable, puesto que en función de la vacante a la que se está postulando, muchas veces la imagen no es lo más relevante.

Leer más…

PorMerche

Encuestas de satisfacción: ¿beneficio o perjuicio?

Seguro que alguna vez en tu trabajo te han invitado a realizar una encuesta de satisfacción laboral. La primera pregunta que se nos viene a la mente suele ser ¿me va a beneficiar o me va a perjudicar lo que conteste? Si me quejo o me manifiesto en desacuerdo… ¿me despedirán? Y luego pensamos… ¡Ah! Si es anónima… ¿o no?

Clima y satisfacción laboral

Para muchas empresas es clave saber si sus empleados son felices y se encuentran integrados dentro de su organización, por lo que de forma semestral o anual suelen lanzar a sus empleados una serie de preguntas para medir el nivel de satisfacción y si el ambiente laboral es bueno para el correcto desarrollo de la labor dentro de la empresa.

Una de las herramientas más utilizada en estos casos es el cuestionario, pero dentro de esta metodología hay diferentes ejemplos de encuestas que sirven para estudiar el clima organizacional.

Aunque existen muchos tipos, vamos a hablar de los más relevantes y las claves para que contestar a las mismas no suponga un perjuicio mental que afecte para el desarrollo de la tarea diaria.

1. De respuestas abiertas o cerradas:

Para conocer fortalezas y debilidades dentro del trabajo se emplea el cuestionario de respuestas abiertas o cerradas, es decir, en función de la información que queramos obtener, se utiliza un tipo u otro.

Respuestas abiertas: se pregunta al empleado por su opinión sobre aspectos relacionados con la mejora de la empresa en cuanto a organización, división de tareas, valores de empresa, días libres, vacaciones, remuneración, compensación de horas extras… Esta modalidad atiende a un conocimiento profundo de la experiencia del trabajador y es perfecta para conocer aspectos que necesitan algo más que un sí o un no, ya que las respuestas que se pueden ofrecer son múltiples y diferentes en función de cada empleado.
Respuestas cerradas: en esta categoría encontramos diferentes tipos: de respuesta única, como sí o no, un listado de varias posibilidades a elegir una o varias e incluso el aporte de una respuesta que no se encuentre dentro de las ofrecidas si no se ajusta al pensamiento del trabajador.
Respuestas mixtas: se trata de una combinación de preguntas abiertas y cerradas que engloban varias respuestas posibles además de la última opción donde se permite añadir una respuesta diferente a las dadas.

2. Encuesta online o buzón tradicional:

Una opción que toda empresa debe plantearse a la hora de lanzar su encuesta es por qué vía la va a realizar. Hace unos años, la opción más elegida era la de presentar el cuestionario en formato papel con una serie de preguntas de clima donde se preguntaba por diferentes aspectos.

Las nuevas tecnologías han dado paso a abrir las opciones y presentar estas encuestas en formato online, lo que ahorra mucho tiempo y permite a los empleados realizarlas de manera cómoda y por ello, cada vez se utiliza más esta herramienta como medición de satisfacción laboral.
Entre otras ventajas, permite a los empleados realizarla en cualquier momento y lugar, se evita el riesgo de extravío ya que los datos enviados se almacenan en red y permite un análisis exhaustivo y prácticamente inmediato, lo que conlleva una reducción de costes respecto a la encuesta en papel.

¿Qué ocurre si nuestro equipo de empleados no tiene un acceso fácil a las nuevas tecnologías? Todavía se realizan muchas encuestas en papel, los datos suelen ser mucho más fiables y las personas suelen responder a todas las preguntas aunque la encuesta sea de carácter anónimo por el hecho de no entregar un cuestionario vacío al encuestador.

¿Me van a beneficiar o me van perjudicar las respuestas de mi cuestionario?

Como indicaba al principio, muchas veces nos manifestamos temerosos de responder a estos cuestionarios porque pensamos que pueden tener “represalias” si nuestras respuestas no son positivas o no se corresponden con la filosofía de la organización.

Es mucho más fácil responder una encuesta tradicional, es decir, a través de papel, ya que podemos ofrecer respuestas sin que tengamos que revelar datos sobre nuestra identidad hasta que te das cuenta de que te preguntan el género y la edad y entonces miras a tu alrededor y si tu grupo no es de tu misma edad, piensas “me van a pillar fácil” y limitas tus respuestas.

No hay que tener miedo a este tipo de cuestionarios, ni tampoco pereza, porque este tipo de herramienta se utiliza puramente para conocer la satisfacción laboral y en el caso de que las respuestas no sean todo lo positivas que las empresas esperan sirve para poner en marcha mecanismos que trabajen esta satisfacción laboral.
Aunque de pereza e incluso por qué no decirlo, miedo, hemos de contestar a este tipo de encuestas si queremos conseguir cambios positivos en nuestra organización. El hecho de que cuenten con nosotros para saber qué es lo que se cuece dentro, por muy extraño que parezca, a la larga ofrece resultados positivos y como ya hemos indicado en otras ocasiones, la comunicación es clave para que el desarrollo de la organización sea todo un éxito.

PorMerche

19OCT #ELFORO Prepara tu Propuesta de Valor Personal

Hace una semana concretamente, tuve la gran oportunidad de participar en la Jornada de Empleo de #ElForo en Alcalá de Henares. Junto a mis compañeros, desarrollamos una serie de ponencias relacionadas con Empleo y Emprendimiento.

No sé si tuvisteis la oportunidad de acercaros y, por si acaso, quiero contaros de primera mano de lo que hablé.

¿Sabes qué es la Propuesta de Valor Personal?

Yo te lo cuento. Es cómo comunicas tus beneficios (cualidades) y cómo te diferencias del resto (comunicación).
Se trata de conseguir que contraten tu producto o servicio, es decir, que tus posibles clientes te elijan a ti por delante de tus competidores. Traducido a lo laboral, que seas el candidato elegido frente al resto de personas que compiten contigo en una misma posición en un determinado sector.
¿Qué podemos hacer para que nuestra Propuesta de Valor sea todo un éxito?
El primer paso es conocerse a uno mismo. Practicar el autoconocimiento es clave para determinar quiénes somos, qué queremos y cuál es la meta que queremos conseguir.

¿Qué es lo que ofreces al mercado laboral?

Antes de empezar a crear una Marca Personal potente y activa utilizando las herramientas que tenemos disponibles, es súper importante que definas tus cualidades y las potencies. No es necesario creerse por encima del resto de personas, pero sí que cada persona es única y tiene un potencial que lo hace valioso. Merece la pena que para ser conocido, uno ponga toda la carne en el asador y determinarse como alguien que merece la pena conocer.

Si tú vas a un supermercado y compras un producto, es porque te ofrece un valor y un beneficio a cambio. Cumple tus expectativas y satisface tus necesidades. ¿Acaso no es lo que buscan las empresas cuando requieren candidatos?

Es necesario que te des a conocer como alguien que puede unirse a un equipo y trabajar en un proyecto para conseguir unos resultados, o que puedes hacer proyectos freelance para cumplir las expectativas de un cliente, eso es al gusto. Lo que tienes que tener muy claro es que tienes que hacer uso del personal branding y tener claro cuál es tu producto y de qué forma puedes asociarlo a tu Marca.

¿Qué ejemplos podemos aplicar? Podemos promocionarnos a través de un Blog, con uno propio o escribiendo artículos para otros, haciendo un uso correcto de herramientas como LinkedIn y otras Redes Sociales, creando sinergias y contactos relacionados con el sector donde busquemos especializarnos…

Cómo crear una Propuesta de Valor atractiva:

1. Debe solucionar un problema dentro del mercado laboral: si no existe un problema que solucione tu servicio o producto, es decir, si lo que propones no se acopla al problema planteado ¿quién te va a comprar?
2. Debe cubrir una necesidad: puede que tu producto o servicio solucionen un problema, pero… ¿alguien está verdaderamente interesado en solucionarlo? Si no es así, de poco sirve trabajar la propuesta de valor.
3. Debe satisfacer los deseos y aspiraciones de los clientes (empresas): un cliente que contrata a una persona lo hace con la intención de solucionar su problemática. De lo contrario, si no hay predisposición para el trabajo y el ajuste a su necesidad, no es válido.

Para realizar una Propuesta de Valor atractiva debes aplicar este análisis en tu estrategia, analizando si cumple todos estos requisitos y en caso negativo, empieza de nuevo pensando si lo que ofreces tiene sentido y validez para lo que el mercado demanda.

A veces es mejor pararse, dar un paso hacia atrás y coger fuerza de nuevo que ir dando pequeños pasos en falso, para evitar todos los problemas posibles a futuro debido a no tener claro este punto clave.

¿Qué cualidades se valoran en los procesos de selección?

Partimos de la base que dependiendo del puesto, la importancia de unas u otras varía en función del tipo de puesto al que se esté aplicando, pero aquí vamos a recoger una serie de competencias transversales que se pueden aplicar a la mayoría de puestos sin tener en cuenta el sector.
1. La capacidad para tomar decisiones efectivas y valientes. Las empresas quieren profesionales decididos, que afronten la vida con ganas y entusiasmo, que aunque se lancen a la piscina lo hagan con ganas y con una mentalidad ganadora.
2. La comunicación efectiva. Es muy importante saber comunicar a tu empleador qué quieres, qué buscas y cómo puedes cumplir las expectativas que necesita. Disponer de una comunicación fluida y correcta a la larga evita muchos problemas y malos entendidos que tan presentes se encuentran en el día a día.
3. Proactividad y resiliencia. Las necesidades cambian, el mundo laboral se mueve, demanda cosas diferentes a hace 10 años. ¿Estamos preparados para asumir estos roles? ¿Nos anteponemos a las circunstancias o dejamos que todo fluya? ¿Qué hacemos cuando hay problemas? Debemos enfrentarlos y plantarles cara, porque todo problema al final tiene su solución y las empresas quieren en sus candidatos personas que sean capaces de hacer frente a desavenencias y contratiempos.

Este es un pequeño resumen de lo que el jueves pasado compartí en Alcalá de Henares con todos los asistentes. Si te lo perdiste y quieres ver la ponencia completa, te dejo el enlace para que puedas verla.
En el video verás que realizamos un ejercicio práctico con Héctor Trinidad y Elena Huerga, donde la idea principal era averiguar cuál es su Propuesta de Valor. ¿Y tú? ¿Sabes cuál es la tuya?

También hice entrega de unos ejercicios prácticos para la preparación de tu Propuesta de Valor. Si te interesan o quieres hacerlos, te invito a que me escribas para que pueda enviártelos y tengas la oportunidad de recibir feedback si lo necesitas.

Desde aquí aprovecho la ocasión para mostrar una vez más mi agradecimiento por haberme permitido participar en esta gran iniciativa, a La Nueva Ruta del Empleo y a Alcalá Desarrollo.

¡Gracias!

PorMerche

¿Quieres trabajar? ¡No pierdas la oportunidad!

¡Hola a tod@s! Después de casi dos meses sin publicar, vuelvo con nuevo contenido para vosotros. En esta entrada abordamos las oportunidades laborales que existen actualmente y quiero compartir con tod@s los que me leéis una pequeña reflexión acerca de lo que he vivido estos meses. Hoy hablamos sobre candidatos y oportunidades laborales.

Actualmente, además de mis publicaciones en este Blog y los trabajos de Orientación Laboral que realizo, trabajo como Consultora en el Sector de la Hostelería. Todos sabéis que es un sector que mueve muchísimo personal, ya que llegados los meses del calorcito, los eventos crecen y las terrazas se llenan. Hemos vivido unos meses de trabajo bastante intensos, ya que el mercado está creciendo y las demandas de personal han aflorado notablemente.
Leer más…

PorMerche

Cómo escoger una formación a tu medida

En la entrada de esta semana volvemos a hablar de la importancia de la formación para el correcto desempeño de una carrera profesional.

A la hora de tomar decisiones sobre qué camino escoger, muchas veces nos encontramos con enormes dudas que perjudican nuestros pensamientos y nos impiden organizar las prioridades de cara a tomar decisiones correctas.

En tiempos de crisis, son muchas las empresas que han “florecido” para ofrecer formación a desemplead@s y trabajadores en activo que quieren hacer una mejora en su carrera profesional.

Leer más…

PorMerche

Aprende a elaborar tu perfil por competencias

Cada vez es más frecuente ver que en los procesos de selección se incluye la famosa entrevista por competencias y por ello, desde el punto de vista del candidato, es muy importante conocer cuál es tu perfil competencial.

Las competencias son características subyacentes que tienen las personas y que se encuentran causalmente relacionadas con el desempeño óptimo dentro de un puesto de trabajo. Por tanto, a la hora de realizar un análisis competencial, debemos tener en cuenta las competencias personales y las competencias clave.

¿Cuál es la principal diferencia entre ambas? Las competencias personales son aquellas que un candidato posee de forma innata. Cierto es que a lo largo de la vida, toda competencia se va trabajando y así llegamos a las competencias clave, que son aquellas que caracterizan a los mejores trabajadores por poseerlas y haberlas desarrollado.

¿Cómo puedes aprender a elaborar tu perfil por competencias?

Sencillo, realiza un proceso de observación. Planteado como un ejercicio práctico, coge un papel y un boli y coloca 5 columnas donde analices los siguientes puntos:

  1. Conocimiento: saber. ¿Qué conocimientos tienes que pueden ser una ventaja frente al resto de candidatos en tu sector? ¿Has realizado formación teórica y práctica? Dejamos atrás estudios primarios y obligatorios, es preciso analizar cuáles son tus conocimientos si quieres alcanzar tu objetivo.

  2. Habilidades y destrezas. ¿Qué sabes hacer? ¿Qué te diferencia de los demás? Hay que tener en cuenta que determinado tipo de trabajos requieren una especialización necesaria para poderlo llevar a cabo. ¿Sabes enfrentar una situación de estrés? ¿Eres organizado/a en tu día a día?

  3. Actitud y flexibilidad. ¿Te afectan los cambios que se producen en el día a día? ¿Eres capaz de adaptarte a situaciones que, pese a que difieran de tus objetivos, son necesarias para afrontar algo? ¿Te enfrentas o eres paciente? Ante situaciones de descontrol, ¿mantienes la calma o te dejas llevar por el alboroto?

  4. Lo que está en tu mano. Si algo escapa de tu alcance, ¿pides ayuda para lograr tu meta o buscas alternativas diferentes? Si ves un conflicto, pero consideras que no va contigo o no te afecta a la larga, ¿tomas partido o prefieres dejarlo pasar?

  5. La motivación. Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo importante que es la motivación para el puesto de trabajo y para afrontar el día a día en general. ¿Haces lo que te gusta? ¿Tomas tu trabajo como una obligación sin disfrutar de ello? ¿Prefieres tomar la iniciativa a la hora de emprender un proyecto o te limitas a aceptar lo que venga?

Anteriormente, las personas eran contratadas por sus aptitudes, es decir, por sus competencias profesionales. No quiere decir que actualmente no tenga peso, ya que en la mayoría de las ofertas que encontramos, la experiencia suele ser prácticamente necesaria. Pero es cierto que cada vez es más frecuente encontrar empresas que realizan test psicotécnicos a sus candidatos para analizar sus actitudes y contrastarlo con lo que se ha visto en la entrevista.

El segundo paso en la elaboración de tu perfil competencial es analizar una serie de competencias básicas que todo candidato necesita conocer para saber cuáles son sus áreas de mejora y a lo que más tiempo debe dedicar para la mejora de las competencias.

Hay que tener en cuenta que la importancia de las competencias se mide en relación al puesto de trabajo, por lo que a continuación se hace referencia a aquellas que suelen estar presentes en la mayoría de los puestos de trabajo:

  1. Toma de decisiones.
  2. Trabajo en equipo.
  3. Empatía.
  4. Anticipación.
  5. Resolución de problemas.
  6. Autocontrol.
  7. Escucha activa.
  8. Comunicación.
  9. Proactividad.
  10. Resiliencia.

Si realizas un análisis de todas ellas, probablemente encuentres que alguna es más floja que las demás. Para realizar un análisis pormenorizado de cada una de ellas, te propongo que elijas una situación (ficticia o real) donde tengas que poner en práctica cada una de ellas y cómo ves tu reacción frente a ellas.

Estos ejercicios prácticos son muy válidos para que el análisis competencial sea eficiente y permita erradicar esas carencias que, en ocasiones, se ponen de manifiesto y derivan en situaciones incómodas que perjudican a tu día a día.

Espero que estos ejercicios sean útiles para vosotros y que, al ponerlos en práctica, os permita ver de una forma sencilla aquello en lo que podéis mejorar.

PorMerche

¿De qué pasta están hechos los que trabajan en Recursos Humanos?

Seguramente, alguna vez te hayas hecho esta pregunta, o has pensado que los que trabajan en Recursos Humanos no tienen sentimientos o tal vez sean “los malos” como me dijeron a mí una vez. Recuerdo mi reacción a aquella apreciación. ¿Los malos? ¿Por qué motivo? Porque sí, porque quieres ser de los malos…

¿Por qué motivo he elegido este tema? Porque últimamente me doy cuenta de que muchas personas sí piensan que en RRHH las personas que se encargan de los procesos de contratación de trabajadores no son buenas y solo quieren perjudicar a uno en su camino hacia la consecución de un empleo. Leer más…

PorMerche

Cómo reaccionar cuando la competencia llama a tu puerta

Hablemos de la competencia. Hoy es un día como otro cualquiera. Tu jornada laboral es como la de ayer y, probablemente, como la de pasado mañana. Has estado en la oficina escribiendo emails, solucionando incidencias, atendiendo al teléfono que no ha parado de sonar prácticamente desde que te has sentado en la silla, te has terminado bebiendo el café frío y todavía tienes un millón de cosas por hacer.

Transcurren las horas y, por fin, llega la hora de marcharte. Pese a lo dura que ha sido tu jornada, eres feliz y te gusta lo que haces en tu trabajo. Hoy no vas al gimnasio porque te puede el cansancio. Llevas dos noches durmiendo regular y has decidido que hoy lo vas a dedicar a descansar.

Leer más…

PorMerche

A vueltas con el Bullying, Mobbing y la Discriminación Laboral

La polémica en el entorno laboral está servida. Hace unas semanas, las Redes Sociales se hacían eco de la noticia de Elena Andia, una gemóloga catalana que era rechazada porque pese a tener el mejor Currículum, estaba “demasiado gorda” y ¡era madre! para desempeñar ese puesto de trabajo.

Rápidamente, muchas personas se solidarizaron con ella, mostrando máximo apoyo hacia su persona y realizando un profundo menosprecio al joyero, protagonista de esas grandes perlas que dejaron al personal petrificado…

Leer más…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido.