Estrés Laboral, ¿Cómo prevenirlo?

PorMerche

Estrés Laboral, ¿Cómo prevenirlo?

La primera entrada de este 2018 quiero dedicarla a un tema de suma importancia como es el estrés laboral. Todos sabemos que el estrés es un sentimiento de tensión que puede manifestarse física o emocionalmente.

Nace de situaciones e incluso pensamientos que nos llevan a la frustración, furia e incluso el nerviosismo. El estrés es una reacción a una serie de circunstancias, puede ser también positivo, como por ejemplo cuando tenemos tensión ante un acontecimiento o la consecución de objetivos, pero si se alarga en el tiempo o se combina con otros factores, puede llegar a dañar la salud.

Prevenir el estrés no es una tarea fácil. Se debe comenzar a tratar ante los primeros síntomas y siempre teniendo en cuenta todos los factores que nos rodean para poder identificarlos de forma correcta y dar solución antes de que sea tarde.

¿Cuáles son los factores que intervienen en los episodios de estrés?

Los más importantes son el puesto de trabajo, teniendo en cuenta tanto el entorno físico como el social y sus posibles repercusiones para la salud, la organización del Departamento del que se forma parte, el estilo de comunicación que se utiliza, las funciones laborales que se realizan, los métodos que se promueven a la hora de la toma de decisiones y la estimulación del personal que forma la estructura dentro del Departamento de la empresa.

¿Cómo podemos reducir el estrés en el trabajo?

  1. Mejora de la comunicación y la escucha activa. Ambas son dos pilares básicos si queremos que las situaciones de estrés no se alarguen en el tiempo. Dependiendo del tipo de trabajo que se realice, hay personas que están sometidas a cargas físicas o emocionales importantes para el correcto desempeño del trabajo. Muchas veces, tendemos a callar y guardar y vamos llenando ese vasito hasta que un día llega la gota que lo colma.
  2. Toda opinión cuenta. Dentro de los estilos de dirección, aquellos que toman en cuenta a todos los miembros del equipo y tienen en cuenta sus pensamientos, creencias y opiniones, provocan una simbiosis de idea que abre un abanico a la escucha y a hacer al personal participativo, implementando la característica de la comunicación y el poder tener en cuenta diferentes variables a la hora de conseguir objetivos o solucionar problemas. Otorgar apoyo social, favoreciendo a los grupos de trabajo y formando a los profesionales no sólo reduce la vulnerabilidad al estrés sino también sus efectos negativos en el tiempo.
  3. Un ambiente de trabajo ideal. Parece una tontería, pero trabajar en un lugar amplio, con luminosidad y rodeado de eso que llamamos “vida” es muy beneficioso para combatir situaciones de tensión y estrés, evitando factores de riesgo psicosociales. El estrés es un riesgo para la salud y la seguridad laboral, por lo que incluir una serie de indicadores de vigilancia de la salud para todos los integrantes de la empresa y la formación en Prevención de Riesgos Laborales Genéricos y Específicos del puesto genera un ahorro de costes a largo plazo para la empresa al tiempo que ofrece un ambiente de trabajo saludable.

Herramientas para la prevención del estrés laboral.

¿Qué herramientas debemos tener en cuenta para prevenir el estrés?

En primer lugar, la jornada de trabajo no debe sobrepasar los límites establecidos, las jornadas laborales amplias en un tiempo prolongado generan pérdida de productividad, tensión, falta de sueño y afecta directamente al rendimiento de las personas.

Creación de equipos de trabajo. La definición de los roles y responsabilidades de trabajo es importante, haciendo también a los trabajadores que aporten ideas y participen en las acciones que afecten directamente a su labor, diseñando tareas que les estimulen y les motive lo que están haciendo. Potenciar sus propias habilidades para la resolución de problemas y la mejora de la comunicación en el entorno.

Reparto de la carga laboral. Es necesario analizar las exigencias de cada puesto de trabajo y la compatibilidad con la persona que las desempeña, es decir, con qué capacidades y recursos cuenta el trabajador, teniendo en cuenta su grado de tolerancia y resiliencia. Es preciso que cuando las tareas físicas o mentales son excesivamente exigentes, los trabajadores puedan contar con tiempo para el descanso y poder liberar la mente de las cargas emocionales que supone.

Y… ¿Qué podemos hacer cuando salimos de trabajar?

Cuando salimos del trabajo, muchas veces es difícil desconectar y olvidar durante unas horas el día tan duro que hemos tenido, siendo protagonista de nuestras conversaciones con amigos, familia o pareja. Al arrastrar los inconvenientes laborales hacia el espacio del ocio y el descanso, se puede convertir en una pesadilla si somos incapaces de salir de ese bucle. Combinarlo con actividades como el deporte, la música, irse de compras y muchas más es básico para no caer en el estrés crónico.

En la entrada de la próxima semana hablaremos sobre la desconexión laboral y cuáles son las claves para que la experiencia sea todo un éxito.

¿Y tú? ¿Cómo combates el estrés? ¡Nos vemos la próxima semana!

1 comentario hasta ahora

AnibalPublicado en  1:16 am - Ene 26, 2018

Hola Merche, saludes de mi parte, me gusto muchísimo tu articulo y me apresuro a compartir mi experiencia, soy docente de mas de 20 años viajo 50 km en buses de baja calidad, un tiempo por 12 años la carretera esta en pésimas condiciones, durante los primeros 7 años todo iba bien por lo que me gusta viajar, después de los siguientes años posteriores no siquiera levantarme de la cama para ir al trabajo, ya estaba muy renuente, épocas difíciles todo fue una batalla psicológica, y empece con a padecer de estrés muscular (físico), ya no quería ni corregir exámenes y pruebas cortas, me esta volviendo un poco irresponsable en mis labores, mas cuando solo faltaba 3 meses de clausurar el año escolar, hasta que deje de hacer planes de clases en papel y decidí hacerlos en la computadora, y contenidos pre diseñados, eso me ayuda bastante, y utilizar actividades evaluativas en TICs, y otras para no corregir papeles, tomo descansos y hago un poco de meditaciones, relajamiento del cuerpo, y concentración en pensamientos positivos, pero me quedaron secuelas, que el doctor me va evaluando pero todo ya en reducción pero no así en totalidad. hace no mucho la carretera esta buenas condiciones, pero aun sigue el pésimo transporte. Espero que mi testimonio y mi experiencia sirva para que otros nos aporten sus experiencias y conocer mejor situaciones ya que cada uno puedo caer en otras situaciones y la experiencias de otros ayudaran a prevenir futuros casos. Gracias

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido.