Buscar trabajo a través de Internet VS “la puerta fría”

PorMerche

Buscar trabajo a través de Internet VS “la puerta fría”

EmpleoporInternetVSPuertaFria

En este tercer capítulo del taller vamos a analizar las ventajas y desventajas de buscar trabajo a través de Internet y hacerlo yendo empresa por empresa.

La tarea de buscar empleo es complicada y puede volverse más difícil si no sabes administrar el tiempo del que dispones correctamente. La semana pasada hablábamos de la importancia de organizarse para ponerse a buscar trabajo. Parece una tontería, pero muchas veces no se es consciente de todo el tiempo que se puede perder sin darse uno cuenta.

En primer lugar haremos mención a buscar trabajo a través de Internet. Esta práctica es cada vez más frecuente y se va modernizando más. Hace años, los Portales de Empleo se encontraban a la cabeza de la búsqueda de empleo a través de la red.

Cierto es que los Portales de Empleo ayudan a la contratación de personal, pero también tienen muchos detractores por el hecho de pensar que dejan su candidatura en manos de una aplicación automatizada que clasifica los CV en función de diferentes criterios esperando tener suerte y te puedan llamar.

En este caso, es importante añadir que ser parte de una base de datos de una empresa puede ser muy bueno, ya que aunque te clasifiquen el CV y estés ahí te pueden llamar si surge una vacante y cumples el perfil.
A día de hoy, aunque los Portales de Empleo todavía ocupan un puesto alto en la clasificación, estos Portales han ido dando paso a las Redes Sociales.

Las RRSS presentan un gran dinamismo y de ahí la importancia de saber manejarlas y dar el uso correcto a las mismas, ya que la presencia en Redes Sociales puede ayudar a encontrar un empleo. No quiere decir que al estar en RRSS se vaya a encontrar trabajo de la noche a la mañana, pero el hecho de estar presente puede ayudar a que se presente una oportunidad que ante el desconocimiento no hubiera aparecido.

Ventajas de buscar trabajo a través de Internet

Para buscar trabajo por Internet, además de Portales y Redes Sociales, es necesario concretar unos parámetros de búsqueda, es decir, debes definir tus palabras clave para que tu búsqueda de empleo sea relevante y ofrezca resultados. Además, estas palabras clave debes incluirlas en el CV para mejorar tu posicionamiento frente a otros candidatos que buscan puestos similares.

Para concretar tus palabras clave debes tener en cuenta los siguientes parámetros:

– Título del trabajoEmpleoTrabajo: por ejemplo: administrativo/a, cajero/a, programador/a…

–  Área Laboral: logística, alimentación, informática…

–   Tareas del puesto: preparación de pedidos, facturación, cobros, diseño web…

Con estas palabras clave debes iniciar tu búsqueda en Internet. Si tienes dudas, puedes observar cómo redactan las ofertas de tu sector los responsables de RRHH, viendo qué es lo que buscan y las palabras en las que realizan más énfasis.

Además de optimizar tus perfiles en las diferentes RRSS debes contactar con personas que sean afines a tu sector. Estas personas pueden ayudarte a encontrar trabajo y marca una diferencia respecto a candidatos que no lo hacen y de esta forma, si surge una oportunidad, pueden contar contigo.

El siguiente paso es averiguar el mayor número de datos posible sobre la empresa y la persona que es responsable directa de los procesos de selección de la empresa.

Contactar con personas dentro de empresas y ampliar tu red de contactos es importante para poder tener acceso al mercado laboral, en este caso, más especializado de acuerdo a tu sector. La práctica del “networking” es muy efectiva siempre que se haga de una forma correcta y educada.

Después debes conseguir un contacto, es decir, una dirección de correo electrónico donde puedas enviar tu Carta de Presentación o un teléfono para ponerte en contacto con la persona. Si lo consigues, potencia tu Marca Personal para que esa persona pueda ver qué cualidades y características te definen y por qué tú podrías ser el candidato idóneo en caso de existir una vacante en algún momento.

Si todo va bien, en poco tiempo te darás a conocer y podrás tener la oportunidad de conseguir una entrevista, donde debes dar el máximo de ti para conseguir ese puesto de trabajo que quieres.

Es necesario terminar este apartado indicando que la búsqueda de trabajo por internet puede ser bastante agobiante. Puedes pensar que pasas demasiadas horas buscando empleo, aplicando ofertas y esperando una llamada que no termina de llegar. En este caso, mi recomendación es que no apliques a todas las ofertas “por aplicar y por si me llaman de algo”, porque al final es pérdida de tiempo tanto para ti como para la persona que está llevando a cabo el proceso de selección. Puedes emplear ese tiempo buscando ofertas que sí se ajusten a tu perfil y donde tengas oportunidad de avanzar en el proceso.

Ventajas de buscar trabajo en las empresas – “puerta fría”

No todo el mundo sabe de Redes Sociales e Internet, por lo que también es importante hacer mención a la búsqueda de empleo tradicional, que es yendo a las empresas entregando tu currículum.

¿Sabías que el 80% de los puestos de trabajo que existen no se encuentran en los Portales de Empleo? Estos puestos generalmente se ofertan a través de conocidos de gente que trabaja en las empresas. Es frecuente que surja una necesidad y alguien pregunte ¿conoces a alguien que puede desempeñar este puesto? Por eso es una buena táctica contactar con personas en lugar de esperar a ser contactado.

En una de las entrevistas de selección que realicé a un candidato para un puesto, me comentó que llevaba tiempo buscando tBusquedaEmpleorabajo yendo “puerta por puerta” presentándose a las empresas, entregando su Currículum y a fin de cuentas dándose a conocer.

Esta tarea también requiere trabajo y planificación. Si vas a salir a entregar currículum, crea una lista de los sectores y las empresas donde estés buscando trabajo. Ve marcando aquellas donde te lo reciban, otras que te pidan que lo envíes a través de correo electrónico o páginas web o aquellas que no te lo acepten.

Es una forma de ver tu trabajo de forma gráfica, viendo el esfuerzo que realizas y a la larga, el poder observar los resultados y analizar si vas en la dirección correcta o necesitas corregir desviaciones.

De todas formas, si no te llaman de primeras, no pienses que tu CV es malo o está mal hecho. Un CV debe encajar en la posición que se está buscando, por lo que es importante redactarlo de acuerdo a la oferta a la que uno se presente o bien especificando el sector donde te encuentres buscando empleo y tus palabras clave.

Buscar trabajo causa mucho estrés y ansiedad, porque uno piensa en la situación que tiene y a veces puede generar bloqueos que impiden avanzar y progresar. Lo importante es confiar en lo que puedes hacer y conseguir y no quedarte atrapado en tu situación por mucho que se pueda alargar en el tiempo.

Espero que este tercer capítulo del taller pueda ayudarte en tu Búsqueda de Empleo y cualquier duda o comentario que tengas, me lo hagas saber. Estaré encantada de ayudarte 🙂

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido.