Gestión de Emociones y COVID-19

PorMerche

Gestión de Emociones y COVID-19

¡Hola de nuevo!

Después de casi 2 años fuera de aquí, he leído la última entrada que publiqué acerca de mi vuelta a este espacio y no pudo ser.

Hoy, tras algo más de un mes de confinamiento a causa del virus Covid-19, quería reencontrarme con mi sitio, este que abrí con toda la ilusión cuando empezaba a hacer pinitos en el mundo de la Orientación Laboral y los Recursos Humanos.

Mucho ha cambiado desde entonces mi vida, con sus cosas buenas y también las malas, pero a fin de cuentas, todo es aprendizaje.

Podría decirse que después de un mes en casa, he aprendido a conocerme un poco más a mí misma, por tanto, he practicado el autoconocimiento, una herramienta necesaria no solo hoy, sino siempre para saber elegir el camino hacia el que dirigir nuestros propósitos.

A primeros de año…

Hace más de cuatro meses, en China se propagó la enfermedad del Coronavirus, generando una enorme crisis que traspasó fronteras y a día de hoy supone una gran amenaza sanitaria y económica a nivel mundial. 

Reconozco que cuando pensé en la idea de que nos iban a obligar a quedarnos en casa, me agobié y me pareció una locura. ¿Cómo íbamos a tener que quedarnos sin hacer el «día a día» que teníamos en ese momento? Pues se hizo y fue posible, y salvo la circunstancia de no poder tener cerca a la mayoría de mis seres queridos, de cara al autoconocimiento no es una mala idea.

Sentimientos encontrados

Seguramente os haya pasado que algunos días os levantáis tristes, enfadados y vulnerables ante una situación que es muy difícil afrontar. Tal vez, otros días os sentís poderos@s, felices, motivad@s y con muchas ganas de seguir adelante.

Esta montaña rusa es producto de las circunstancias diarias que estamos viviendo, nuestras emociones varían según van pasando los días o las semanas y todas esas emociones se hacen más fuertes a medida que vamos avanzando en el túnel.

Resulta muy complicado concienciar a la población de que se quede en casa para evitar la propagación de un virus altamente contagioso. Cierto es que un porcentaje muy alto de personas responde favorablemente y colabora, ya no solo por lo que marca el Gobierno, sino por puro civismo y porque se quiere salir de esta etapa lo antes posible.

Lo que hay que entender es que hay puestos de trabajo que continúan siendo imprescindibles para que, a pesar de la crisis, podamos seguir adelante. Es necesario entender que todos esos puestos llevan un apellido llamado «riesgo«, para ellos mismos y para sus familias. Por eso tenemos que entender que además de los aplausos de las 20 de la tarde, hemos de hacer la vida un poquito más fácil a aquellas personas que nos están cuidando: Sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Ejército, Personal de Supermercado e incluso los Repartidores que llevan a las casas todo cuanto necesitamos para hacer el confinamiento un poco más llevadero. Seguramente me he dejado algún grupo por mencionar, sí, pero eso no los hace de menos hacia nuestro bienestar, todos ellos son nuestros «héroes sin capa», pero héroes al fin y al cabo.

Habilidades y Destrezas

A lo largo de estos días, he comprobado que la cocina y yo nos llevamos bien, nos vamos entendiendo. También he ido consiguiendo hacer las paces con el deport