Sobre La Autora Merche

PorMerche

Entrevistas presenciales en tiempos de pandemia

El pasado mes de julio, Verónica, de la página madreenparo.es me invitó a colaborar en su blog. Elegí un tema que en ese momento se había puesto a la orden del día, y hablamos nada más y nada menos, que de las Videoentrevistas de trabajo.

Os adjunto el enlace por si lo queréis visitar y también conocer la web de Verónica, que cuenta con muchos temas de actualidad y puede serviros para informaros de diversos temas.

https://madreenparo.es/mercedes-escucha-activa-y-comunicacion-son-clave-para-un-videoentrevista/

Esta pandemia nos ha golpeado profundamente en cuanto a actividad económica se refiere y uno de los grandes afectados ha sido el empleo. Muchas personas han perdido su empleo, lo han visto reducido o sus circunstancias han cambiado y el panorama laboral se siente como algo difuso.

Cada día, trabajamos por la vuelta a una aparente normalidad, algo que se parezca o se asemeje a lo que antes considerábamos normal. Ha pasado tanto tiempo, o quizá unos meses tan intensos, que parece que ha pasado una eternidad.

En lo que a lo laboral se refiere, muchas empresas han tomado la determinación de alternar teletrabajo con ir a la oficina y respecto a entrevistas de trabajo, aunque muchas se hacen con la modalidad de videoentrevista, otras se realizan con carácter presencial.

La modificación en nuestras rutinas

Durante los meses de confinamiento total que tuvimos, muchas personas se han visto obligadas a modificar su rutina y a adquirir nuevas habilidades, especialmente las que tienen que ver con lo digital.

Ya había herramientas que asomaban a través de las cortinas antes de la pandemia, pero el haber entrado de lleno en esta crisis, ha hecho que algo como una videollamada sea algo esencial para estar cerca de otras personas a nivel personal y profesional.

Para las empresas ha sido casi una necesidad imperante para su subsistencia y el mantenimiento de sus negocios. También han necesitado realizar contrataciones de personal sin haber tenido casi la oportunidad de conocer a sus nuevos miembros del equipo de forma personal.

Hablando de normalidad empresarial, muchas ya han empezado a realizar entrevistas presenciales con los candidatos, y aunque parezca que no, hay pequeños detalles que hay que tener en cuenta si tenemos una entrevista laboral en un momento como este.

 

¿Qué hay de nuevo?

Cuando recibimos una llamada para realizar una entrevista en unas instalaciones presenciales, rápidamente nos acordamos de que, una vez que colguemos el teléfono, tenemos que ponernos al día con la oferta a la que, en su momento, nos apuntamos, investigar detalles sobre la empresa en cuestión, preparar nuestro CV y ensayar tal vez, la entrevista.

  1. Ahora, tenemos la oportunidad de preguntar si la instalación a la que vamos a ir, tiene un protocolo de seguridad aplicado. Es normal pensar que es algo de cajón, pero en ocasiones, hay sorpresas, por lo que preguntar, si la empresa no nos ofreciera esta información, no sería algo desorbitado. Es fácil que lleguemos a un sitio donde puedan medir la temperatura, contar con alfombras de seguridad y dispensadores de gel hidroalcohólico. Incluso es común que nos podamos encontrar que la persona que nos entrevista cuenta con una mampara y se tenga distancia de seguridad de 2 metros.
  2. Antes, llevábamos una copia de nuestro CV a la entrevista, y si nos solicitaban algún tipo de documento diferente también. Ahora, es necesario preguntar si necesitan el CV en formato de papel, o por el contrario con recibirlo online es suficiente.
  3. Igual no lo hemos pensado, pero si tenemos que ir a una entrevista, ¿qué hacemos con el saludo a la persona que nos entrevista? Si algo no ha cambiado, es que tenemos que dejar que sea él o ella quien tome la iniciativa, y si nos extienden la mano, responder o, por el contrario, puede darse la situación de que sea un saludo únicamente verbal. De hecho, lo común es que ahora sea algo así, que nos den la bienvenida y nos inviten a pasar y sentarnos sin necesidad de apretar las manos, dado que el contacto físico tiene que evitarse en la medida de lo posible. Lo mismo al finalizar la entrevista, anteriormente era común despedirse con un apretón de manos, ahora la despedida no es más fría por no hacerlo.
  4. Si algo hemos aprendido a hacer, con el imprescindible uso de la mascarilla, es expresarnos a través de las miradas. Siempre se ha tenido muy en cuenta la comunicación no verbal, las expresiones, los gestos, y en este caso, es un básico. ¿Hay que quitársela una vez que comencemos la entrevista si hay una distancia de seguridad adecuada? No hay una respuesta correcta para esta pregunta. Lo ideal sería contar con ella durante el tiempo que dure la entrevista, pero puede ser que la persona que realiza la entrevista inste a retirarla. En ese caso, la decisión es puramente personal.
  5. ¿A qué has dedicado tu tiempo durante el confinamiento? Esta pregunta, al igual que cuando toca responder a los espacios en blanco de un CV, da mucho juego a la hora de mostrarse como candidato/a ante una empresa. Partiendo de la base que es un momento complicado y que, como indicábamos al principio, no es el mejor de los escenarios, contar lo que hemos hecho puede venir muy bien para la consecución del empleo. Es positivo hablar de cómo hemos afrontado la situación, los momentos de incertidumbre que nos ha dejado y aún nos ofrece, si hemos hecho actividades y, en definitiva, todo el aprendizaje extraído de un momento diferente. Muchas veces podemos pensar que no hemos sido productivos o que, si volviéramos atrás, quizá habríamos empleado el tiempo de otra manera, o habríamos hecho cosas diferentes. Cierto es que cuando esto comenzó, no sabíamos el tiempo que esto podría durar, o las consecuencias que se derivarían de toda esta situación.
  6. ¿Tienes alguna pregunta sobre el puesto o alguna cuestión? Y en ese momento, pensamos, ¿qué puedo preguntar? En teoría tengo todo claro. Ahora, las preguntas que más se encuentran a la orden del día están relacionadas con el tipo de trabajo, si es presencial o teletrabajo, las medidas relacionadas con la COVID-19 y qué sucederá una vez que la situación se normalice. No hay que tener vergüenza en preguntar y salir de dudas. Aunque sea un escenario incierto, es importante tener todo claro para empezar.

Confianza y seguridad como aporte extra

En todo momento, es importante transmitir todo aquello que pensamos que podemos aportar a la empresa, un valor añadido unido a la experiencia previa y las competencias que ya teníamos o que hemos podido desarrollar a lo largo de nuestra trayectoria.

Algo con lo que es costoso luchar es la incertidumbre, siempre estamos atentos a las modificaciones del mercado laboral, las nuevas exigencias, los nuevos perfiles y todo aquello que nos pueda aportar en la consecución de nuestro objetivo.

Ahora, es importante contar con un alto índice de flexibilidad para hacer frente a los cambios, a situaciones diferentes y disponer de ganas y una moral alta, aprender a trabajar con determinados recursos y en el corto plazo.

En una entrevista laboral, ya sea presencial o por videoconferencia, debemos mostrar valores como la flexibilidad y la resiliencia, con un ápice de creatividad y resolución de problemas o situaciones complicadas.

Las situaciones cambian y, con ello, los escenarios también. Todo cambio supone una oportunidad y merece la pena estar ahí y poder ser partícipe de ello.

¡Feliz semana!

 

 

 

PorMerche

Beneficios para la salud aplicando la Inteligencia Emocional

Seguro que más de una vez has escuchado hablar de la Inteligencia Emocional, pero ¿sabemos los beneficios que nos aporta a nuestra salud y vida diaria?

En el artículo de esta semana, vamos a hablar de ello, entendiendo de inicio qué es la Inteligencia Emocional y lo importante que es aplicarla y tenerla en cuenta en nuestros quehaceres diarios. Leer más…

PorMerche

Formación: una prioridad en la era post-Covid19 II

En el último artículo que publicamos en el Blog hace un par de semanas, hablábamos de la formación como una prioridad para enfrentar el escenario post-Covid19, ya que es muy distinto en todos los sentidos.

Una de las novedades que refleja, es la pérdida del miedo a las tecnologías. Si bien es cierto que en los inicios dejó ver grandes carencias digitales, la realidad es que las empresas se han ido adaptando y han ido remando hacia el horizonte digital. Leer más…

PorMerche

Formación: una prioridad en la era post-Covid19

El mercado de trabajo, al igual que muchas otras áreas, está sufriendo una gran transformación.

El escenario que se presenta es bastante confuso, pero apostar por una buena formación es un bloque seguro si queremos estar presentes y activos en el mercado de trabajo.

El abismo de esta crisis económico-sanitaria y todas sus consecuencias han colocado la incertidumbre en el orden del día y, partiendo de esta base, tenemos que trabajar para empezar de nuevo. Los cambios llegan sin avisar y sin llamar a la puerta, y se terminan instalando hasta dar la vuelta a todo eso que antes podíamos llamar o considerar “normal”.

Tenemos que poner el foco en nuevas directrices, parámetros, nichos de mercado y sectores de interés.

Bien es cierto que muchos negocios han tenido que echar el cierre y otros han decidido reconvertirse para continuar en la lucha y hacerse un hueco en el mercado.

A su vez, muchos profesionales se encuentran esperando su momento y observando con interés las nuevas oportunidades que ofrezca el mercado laboral. Para ello, es necesario contar con determinada flexibilidad, conocimientos específicos de cada área y mucha resiliencia.

La formación siempre es necesaria, pero en este nuevo escenario que se nos plantea, es algo primordial.

Formación post-Covid19

Tener el CV actualizado es obligatorio, pero ahora más que nunca, es necesario añadir que hay que contar con habilidades y competencias que se ajusten a las necesidades que marca el mercado laboral en la actualidad.

El confinamiento convirtió a la tecnología y la digitalización en protagonistas indiscutibles y compañeras de nuestras actividades de carácter habitual, incluyendo también a la formación.  

Durante estos meses se ha visto cómo emergía una oferta formativa de todo tipo para mejorar diversas áreas de conocimiento. Cierto es que aunque antes de la pandemia esta oferta ya existía, ahora se ha multiplicado exponencialmente y tenemos que ser muy pulcros a la hora de determinar cuál es la formación que queremos y especialmente, que necesitamos para la mejora de nuestra trayectoria profesional.

Y es ahí donde también entra en juego la importancia del aprendizaje continuo. Se precisan técnicos expertos con alto nivel de resiliencia, y grandes dotes de liderazgo.

Los nuevos tiempos traen el auge de un nuevo liderazgo compuesto especialmente de cualidades como la comunicación, la transparencia, la confianza y la innovación, como puntos indispensables para levantar y luchar por una organización, por lo que es indispensable que los líderes cuenten con ellas.

Además, hablando de la transformación digital en la que nos hemos sumido, estas personas deben contar con la capacidad de conectar con otras y ayudar a los compañeros a tomar decisiones correctas y adecuadas para la consecución de objetivos. Esto permite ser más ágil y competitivo, permitiendo ahorrar tiempos y generar sinergias.

En cuanto a los perfiles más demandados a nivel profesional, estos cambios hacen que las empresas se focalicen en buscar personas formadas en comercio electrónico, gestión de proyectos, ingenieros/as, marketing, coaching y otras muchas áreas.

Beneficios de la formación online

Aunque la formación presencial sigue siendo necesaria y es un tema que continúa pendiente, me gustaría hablar de los beneficios que tiene la formación online, algo que ha ido aumentando con el paso de los años y que ha crecido de forma exponencial a causa de la pandemia.

La tecnología es la gran aliada que ayuda a personalizar los distintos modelos de formación, permitiendo una interactividad que lo hace interesante y llamativo, puesto que una de las mayores trabas que tiene este tipo de formación es la fuerza de voluntad personal que se necesita cuando hacemos este tipo de formación.

La formación virtual ofrece grandes ventajas tanto a empresas y trabajadores como a todas aquellas personas que quieren formarse en áreas determinadas. Algunos ejemplos de ello son:

  1. El ahorro de tiempo y de costes: a la formación online se puede acceder desde casi cualquier lugar, evitando desplazamientos y ahorrando tiempos. El poder gozar de libertad para acceder desde cualquier dispositivo de cara a estudiar y hacer los ejercicios son factores muy valorados, ya que permite compatibilizar la vida laboral, personal y de estudio.
  2. Contenido adaptado al profesional: teniendo en cuenta que estamos en un entorno que cambia con frecuencia, poder contar con contenidos actualizados y adaptados a las necesidades de hoy es un plus para cualquier persona que quiera formarse en un área determinada.  Es necesario contar con formadores comunicativos e interactivos, que transmitan al alumnado este tipo de contenido a través de plataformas y aplicaciones de calidad.
  3. Pertenencia a un grupo o comunidad: aunque hay Redes Sociales que lo permiten, siempre es interesante hacer “piña” con personas con las que compartes gustos, en este caso, de carácter formativo.

El papel del profesional en la búsqueda de empleo

Somos conscientes de que con las circunstancias que nos rodean actualmente es complicado acceder a un empleo y es por este motivo que contar con una adecuada formación puede abrirnos muchas puertas, otorgándonos un valor adicional y haciéndonos atractivos como candidatos/as.

Ante este escenario, la formación continua es un recurso indispensable para ser empleable dentro del mercado laboral. Es necesario reciclar nuestras propias habilidades en un entorno donde el cambio y la incertidumbre son compañeros de mochila.

Es muy importante tener en cuenta que habilidades como la flexibilidad, resiliencia, agilidad y adaptación al cambio son indispensables para hacer frente tanto a la propia búsqueda de empleo, como al desarrollo de un puesto de trabajo como tal.

Aunque es un tema que da para mucho, y podría seguir escribiendo sobre ello, creo que esto son las pinceladas básicas para enfrentar la nueva situación en cuanto a formación se refiere.

En el próximo post hablaré sobre formación gratuita y de pago y formación presencial y online. En este post hemos hablado de las ventajas de la formación online, pero no debemos olvidar a la presencial aunque ahora las circunstancias no acompañen.

Espero que os resulte de utilidad y cualquier duda o sugerencia que tengáis, la compartáis conmigo en comentarios.

¡Os deseo una feliz semana!

PorMerche

¿Qué cambios nos trae el nuevo panorama laboral?

La pandemia del Coronavirus ha traído muchos cambios al panorama laboral. Formación y reciclaje son dos términos que van ligados a un nuevo escenario que ha llegado para acompañarnos durante mucho tiempo.

La flexibilidad es una habilidad que ya estaba presente en el marco del trabajo, de hecho, era una de las más demandadas a causa de que los tiempos cambian y con ello, las exigencias laborales, requieren de nuevos conceptos para hacer frente a nuevos espacios. Leer más…

PorMerche

¿Cómo puedo elaborar un buen CV? Actualización 2020

Cuando hace cuatro años comencé esta gran aventura, la primera entrada que publiqué en este espacio, hablaba de cómo hacer un buen CV en 2016… ¡Anda que no ha llovido!

Como sabemos, los tiempos cambian, y las necesidades y exigencias de mantenerse al día y en conexión, también. Leer más…

PorMerche

Querido septiembre

Querido septiembre: ¿qué traes para mí? Seguramente, esta sea la pregunta que más se va a repetir o se está repitiendo en estas fechas.

Septiembre, al igual que un inicio de año, suele ser un mes donde se hace un replanteamiento de objetivos y metas, donde se repasa cómo va nuestro año y cómo vamos a afrontar el final del mismo.

Septiembre suele ser un mes relacionado con la vuelta a la rutina, o la normalidad, pero este es un año que ha recibido un gran golpe en lo que a normalidad o rutina se refiere. Leer más…

PorMerche

ERTE: ¿Cómo afecta a mis vacaciones?

La llegada del período estival suele traer consigo días de descanso y vacaciones para muchos trabajadores. Este año, sin lugar a dudas, bastante atípico, lo que nos trae son muchas inquietudes.

A finales del mes de junio, el Gobierno amplió los ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de septiembre.

Leer más…

PorMerche

Teletrabajo, ¿ha llegado para quedarse?

La crisis del coronavirus ha acelerado el teletrabajo en bastantes empresas. La pandemia ha traído muchos cambios.

Además del impacto emocional que ha supuesto esta situación, en lo que al mercado laboral se refiere, el teletrabajo se ha impuesto como una medida obligatoria para poder seguir teniendo actividad durante estos meses de confinamiento, en los casos en los que se ha podido.

Leer más…

PorMerche

¿Qué hemos aprendido durante esta cuarentena?

Si algo hemos aprendido durante esta cuarentena, nos otorga un valor especial: conocernos, saber algo más de nosotros mismos y trazar unas metas y objetivos de aquí en adelante.

Cuando se declaró el Estado de Alarma, la idea de estar encerrada 15 días en casa me pareció increíble. Yo misma no sabía si sería capaz o si lo llevaría bien. Luego vinieron otros 15, y otros 15, y otros… Ahora que parece que vamos hacia delante, mirando con recelo a esos posibles repuntes, es necesario hacer un análisis de lo que hemos aprendido en esta cuarentena.

Seguro que hay quien piensa que no ha aprendido nada, pero lo cierto es que todo el mundo se ha conocido un poquito más y se ha encontrado con uno mismo.

No hay que confundir el aprendizaje personal con hacer muchas formaciones y cursos. Eso también está muy bien, y es un plus, pero si no lo hemos hecho, no significa que no hayamos aprendido nada en este viaje.

Aprendizaje como forma de vida

Mis primeros días de “encierro” fueron un tanto extraños. Había que adaptarse a una situación diferente, rompiendo con esa rutina marcada, ese día a día que desde hace tanto tiempo era igual.

Como bien se suele decir, de todo se aprende, y es cierto, pasar tantos días en casa me ofreció la oportunidad de avanzar en cuestiones pendientes, recuperar actividades anteriormente apartadas y el descubrimiento de nuevos hobbies.

El aprendizaje es fundamental, y en este caso, aplicar esta máxima es imprescindible para la toma de decisiones que nos propongamos de aquí en adelante.

Cuando empezamos un año nuevo, lo cargamos de propósitos y objetivos, y de muchas cosas que queremos hacer o conseguir, algunas se cumplen, otras, se quedan como proyecto.

Quizá, durante este largo período hemos recurrido a Internet para intentar buscar respuestas a inquietudes que nos han asaltado, pasando por la montaña rusa de los estados de ánimo, conocer la situación mundial actual, buscar empleo, ayuda o similares. 

En cuanto a los estados de ánimo, seguro que todos o casi todos hemos pasado por una parte de duelo, bien por haber perdido a algún ser querido o por lo complicado que resulta adaptarse a esta nueva normalidad.

Factores como el no poder conciliar el sueño adecuadamente, la suma de preocupaciones, no alimentarse bien y el aislamiento que ha supuesto la cuarentena, son algunos ejemplos de esas preocupaciones que nos acompañan diariamente quebrando nuestros pensamientos.

Ahora tenemos tiempo para nosotros, para poder reflexionar y adaptarnos a la nueva normalidad que ya llama a la puerta.

El último post que publiqué en el blog hablaba sobre la manera de entrenar la tolerancia a la frustración, a esas situaciones que nos incomodan y nos impiden ver con claridad los objetivos marcados. Si queréis volver a verlo, os lo dejo por aquí:

http://www.mercedespoyato.com/2020/05/entrenar-tolerancia-frustracion/

Aprendizaje y cualidades personales

Un aspecto muy importante es la mejora en nuestras cualidades personales, las cuales todos tenemos, más o menos desarrolladas, pero las tenemos ahí.

Aunque hay un gran número de cualidades, quiero indicar las más importantes, o las que más se deben tener en cuenta a la hora de abordar un proceso de aprendizaje:

Cuando iniciamos un proceso de cambio, tenemos que aprender a aceptarnos tal y como somos, sin querer ser iguales que los demás, así mejoraremos nuestra autoestima y cultivaremos nuestro valor diferencial.

La confianza es primordial para nuestro proceso de aprendizaje. Aunque la situación actual no acompañe o no sea positiva, nos tiene que hacer ver que hemos de forjar una base de seguridad sólida para abordar cualquier proyecto que tengamos en mente.

Necesitamos ese punto de creatividad e inspiración para generar nuevas ideas y para pensar en nuevos proyectos que sean originales. No todo está inventado.

La empatía, como hemos hablado en anteriores ocasiones en el Blog, es esa capacidad de ponerse en el lugar de otra persona para ser capaces de entender sus pensamientos y emociones y sirve para forjar una sólida relación con los demás.

Si no lo habéis hecho, os invito a leer los post que dediqué a este tema:

https://www.mercedespoyato.com/2017/12/por-que-es-dificil-aplicar-empatia/

http://www.mercedespoyato.com/2020/05/cultiva-empatia-recoge-salud/

Por último y no menos importante, la resiliencia es la capacidad de seguir adelante y hacer frente a la adversidad aunque el futuro no sea muy claro. La clave es aceptar las desilusiones que se nos presentan y aprender de experiencias que aun no siendo favorecedoras, nos enseñan y nos ofrecen aprendizaje para volver a empezar si es necesario.

Aprendizaje para crecer

Puede suceder que este proyecto de repente se vea truncado por cualquier tipo de circunstancia. Como decíamos al principio, teníamos una rutina que el confinamiento y la crisis del COVID-19 tiró abajo.

La reacción a este tipo de cambios puede generar un bloqueo emocional ligado directamente a la resistencia al cambio.

Ser optimista significa tener una actitud adaptativa frente a la vida, y aunque no es fácil, especialmente cuando las circunstancias no acompañan, nos sirve para realizarnos como personas.

A veces es necesario dar de lado a algunas cosas y centrarnos en lo que verdaderamente queremos, por lo que establecer prioridades es clave. Es preciso atraer el equilibrio y bienestar para lograr el verdadero desarrollo personal.

¿Por dónde puedo empezar?

A la hora de incorporar un cambio, objetivo o mejora, priorizar es esencial para darle una visión progresiva a la acción, sin forzar ni entorpecer al proceso. Esto proyecta una imagen positiva de uno mismo, superando la barrera del miedo y la angustia.

Podemos coger un papel y apuntar todos esos logros y metas que queremos conseguir en el corto, medio y largo plazo. Más tarde asignamos un número a cada una de las tareas y estudiamos la viabilidad para conseguir cada uno de ellos.

Hay que entender que este proceso no es inmediato, ni cambia de hoy a mañana. No tenemos que forzar, todo proceso lleva su curso y a veces, es bastante arduo y largo.

Lo verdaderamente importante es ser capaz de disfrutar del proceso del cambio, del desarrollo personal y de la consecución de las metas y objetivos que nos propongamos, teniendo en cuenta las posibles modificaciones que haya que hacer en el transcurso del mismo. 

Por último, terminar con la preguntas ¿Qué me ha enseñado? ¿Qué he aprendido?

Nunca es tarde para empezar de nuevo y disfrutar de lo aprendido durante este proceso. 

¿Qué opinas?

¡Feliz semana!

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la navegación y servicios. ¡Acepta las cookies para poder ver la web correctamente! +info en la política de privacidad.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido.